No a la prisión domiciliaria a Miguel Etchecolatz

No a la prisión domiciliaria a Miguel Etchecolatz

No a la prisión domiciliaria a Miguel Etchecolatz

Cárcel común y efectiva a todos los genocidas y represores

Con luchadores populares presos y genocidas descansando en sus domicilios no puede haber democracia. Denunciamos que la prisión domiciliaria a Etchecolatz y decenas de genocidas condenados, el ascenso de Echazú (el único gendarme imputado por el asesinato de Santiago Maldonado) y la persecusión a luchadores sociales, como el encarcelamiento de César Arakaki, las órdenes de detención contra Dimar Ponce y Sebastián Romero y la arbitraria detención de Rossano, Parodi, Giusto, Giancarelli y Valotta por protestar contra la reforma jubilatoria, entre otros; muestran la avanzada represiva con que pretenden hacer pasar el ajuste antipopular y antiobrero del gobierno de Macri.

Miles de argentinos se expresan contra la domiciliaria a Etchecolatz en todo el país y principalmente en Mar del Plata, donde este genocida se encuentra gozando de este privilegio que es una verdadera burla a nuestros 30 mil desaparecidos y a nuestra memoria. No sólo las organizaciones sociales y organismos de derechos humanos lo repudian, lo hacen hasta los propios hijos del torturador.

Hablamos de un violador, torturador, asesino, con seis condenas por delitos de lesa humanidad, cuatro cadenas perpetuas, que estuvo al frente de 21 centros clandestinos de detención y sobre quien pesa el destino de más de 960 víctimas. Etchecolatz fue señalado en el juicio por nuestro compañero Julio López, desaparecido desde entonces. No hay criterio “humanitario” posible para éstas lacras. Repudiamos la decisión de los jueces José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero del Tribunal Oral Federal Nº6 y el silencio cómplice del gobierno nacional. Como ha dicho la voz firme y clara de Nora Cortiñas, hay “un lugar para este asesino: ¡la cárcel de Batán!”.

Continuaremos expresándonos, movilizando y adhiriendo a cada lucha hasta que Miguel Etchecolatz vuelva a estar preso. Si no hay justicia, seguirá habiendo escrache.

Nos mantenemos firmes en la búsqueda de memoria, verdad y justicia. No cejaremos hasta ponerle un freno a la política de miedo y represión del gobierno de Mauricio Macri; el 14 y el 18 de diciembre el pueblo mostró que no hay licencia social para la represión y la mano dura.

  • Exigimos cárcel común y efectiva a todos los genocidas y represores.
  • Libertad inmediata y cierre de las causas de todos los luchadores sociales presos y perseguidos.
  • Esclarecimiento de los asesinatos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel. Juicio y cárcel a los responsables materiales y políticos.