Un nuevo ataque a la Escuela Pública

Un nuevo ataque a la Escuela Pública

Un nuevo ataque a la Escuela Pública
 
La Seccional Paraná de AGMER, Susana Peta Acevedo,  expresa su profunda preocupación  y malestar ante la comunicación, por parte del Consejo General de Educación,  del programa interministerial de fortalecimiento a iniciativas socio-comunitarias de apoyo escolar y de acompañamiento a las trayectorias educativas,  denominado Presentes.


Las autoridades provinciales, con un juego de palabras,  establecen que dar el presente implica contribuir al futuro. El mencionado Programa se aplicará como prueba  piloto,  en los departamentos Colón,  Concordia, Feliciano, Gualeguay, Islas y  Paraná. En definición oficial es un programa de estrategias intersectoriales y de la sociedad civil, propone articular esfuerzos estatales para paliar los efectos de la pandemia, brindando espacios, recursos y acompañamiento a las iniciativas barriales y socio-comunitarias destinados a fortalecer y ampliar las trayectorias educativas, nombrando a tal fin promotores  y acompañantes socioeducativos.
Propone como componentes del programa a:
–           los funcionarios del CGE: Presidente y Vocales,  Directora de Planeamiento, Coordinación de políticas socio educativas, Directores de nivel y Dirección Departamental 
–          otros organismos: Vicegobernación , Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Salud, Instituto Becario
–           la sociedad civil: organizaciones sociales, políticas y comunitarias, comedores y merenderos, iglesias, universidades a través de programas de extensión.
–          Se conformara además un equipo jurisdiccional, con base territorial. Para realizar el mapeo de organizaciones, en un plano colaborativo y luego nombrar promotores y acompañantes socioeducativos.

¿Y la escuela pública, los docentes, las comunidades educativas y  los sindicatos que representan a los trabajadores?
Programas con estas características  no se imponían desde la década del 90, en que el neoliberalismo desarticuló el sistema público y atacó la educación desprestigiando la función docente, depreciando el salario, restando autoridad pedagógica, devaluando  los presupuestos educativos y reivindicando una educación alternativa  en manos de ONG y particulares.
Este proyecto ataca la base del trabajo docente y  expresa claramente la intención de diluir el enorme trabajo pedagógico que los docentes hemos llevado adelante durante la pandemia, con nuestros propios recursos y en una acción casi heroica de sostener el funcionamiento del sistema sin la presencialidad.
Durante los 8 meses de  pandemia y suspensión de la presencialidad  el  gobierno se alejó de sus responsabilidades y desentendió  del sistema educativo.
Aproximadamente el 50 % de los estudiantes expresa el número de quienes están sumidos en la pobreza y la desigualdad, el número es escalofriante si tenemos en cuenta que nuestro departamento tiene alrededor de 105.000 estudiantes.


¿Cuántos estudiantes,  por la falta de políticas públicas,  que no garantizaron ni conectividad, ni herramientas, ni estrategias serán los destinatarios de una política estigmatizante y sin vínculo con los objetivos de la Constitución Provincial, la Ley de Educación y los principios que nos unifican a los trabajadores?
¿Cuántos cargos de promotores y acompañantes cree el CGE debe nombrar para llevar adelante esta tarea?,
¿Recaerá esta cruzada en estudiantes y voluntarios o serán rentados?,
¿Qué salario percibirán?,  ¿Estarán precarizados?,
¿Qué formación se requiere para ser acompañante pedagógico?, ¿Serán solo cadetes de los cuadernillos elaborados por el CGE?, ¿Dónde desarrollaran las actividades, en lugares precarizados?, ¿Con que protocolos y cuidados en los meses de mayor complicación en términos epidemiológicos?,

¿Veremos en nuestro departamento a los estudiantes sentados en plazas a la intemperie y puestos en el lugar de los que no tuvieron oportunidades?
En principio los promotores socio educativos van a relevar sobre el material y conocimiento que tienen las instituciones educativas.

Nuevamente las autoridades parten de la premisa de que no tenemos conocimiento de la situación de nuestras comunidades, ningunean la principal fortaleza de la escuela pública que es estar anclada en los intereses y necesidades de las comunidades, para lo cual los proyectos educativos de cada institución están firmemente situados.
En relación a los acompañantes socioeducativos, la definición de que llevaran adelante la propuesta pedagógica es aún más grave, atenta contra el mandato pedagógico de la escuela Pública, estigmatiza el trabajo docente, propone un cuadernillo estandarizado y despersonalizado como idea de conocimiento,  utilizando términos propios de nuestra labor, dice que estos promotores tendrán que articular con las escuelas de la zona.

¿Que vivencia tienen las autoridades del sistema educativo?, ¿acaso comprenden que están atacando la esencia de la escuela pública y el trabajo de los miles de docentes que con sus propios recursos han sostenido el sistema público del cual ellos, los principales responsables se han desentendido?
La brecha de desigualdad e injusticia tiene claros responsables.
En cambio los trabajadores de la educación proponemos recorrer el camino inverso, fortalecer desde las instituciones educativas el proceso de los estudiantes, articular esfuerzos para que las estrategias sean del colectivo, el nodo y espacio pedagógico es la ESCUELA, institución y territorio, con trabajadores de la educación organizados y  equipos conformados, con los recursos necesarios, con horas de trabajo reconocidas que alejen el trabajo precarizado y con puentes hacia las demás organizaciones que habitan el territorio.  Que el gobierno caracterice la interrupción de las trayectorias producto de la pandenia como estigmatizantes es un acto irresponsable, pero que para solucionarlo busque desmembrar la red de lo público es aún peor. La tarea pedagógica debe ser desarrollada con contenidos elaborados en cada institución y con docentes como responsables.


Las mesas socio- educativas zonales que la seccional Paraná,   coordina se constituyen justamente para sumar esfuerzos, parten del trabajo colectivo y también tejen redes. Es un trabajo profundamente democrático que nace del ideal pedagógico de un horizonte de igualdad y justicia, que piensa y construye nuevas relaciones sociales de producción del conocimiento, donde las instituciones son el sujeto que piensa y propone políticas públicas.


Exigimos a las autoridades se dejen sin efecto la iniciativa, se recurra al dialogo, a la búsqueda de respuestas para los planteos y problemas de cada mesa socio-educativa, que se refuercen las instituciones públicas con las inversiones requeridas, desde la impresión de los materiales que cada escuela elabora, hasta los equipos de tutores y los diversos proyectos institucionales que abordan las problemáticas más acuciantes de la sociedad. Que se invierta en los protocolos y no se distraigan en estas iniciativas que solo sirven para desaprovechar recursos materiales, de organización y fundamentalmente de tiempo.


Exigimos a las autoridades que se respete el lugar de privilegio de la Escuela Publica, y se deje de atacar a la escuela pública con iniciativas que la difaman y desvirtúan su tarea. Es un tiempo histórico para la organización, no podemos perderlo.


 ¡Escuela Pública Siempre!
 


 Agmer Seccional Paraná
“Susana Peta Acevedo”

Junta Ejecutiva – 15 de octubre de 2020